¿Continuará?

¿Continuarás soñando? Digo, cuando todo esto se termine y te vuelvas a olvidar, que por las noches, la temperatura baja, hay soledad y las tempestades golpean la puerta de la cordura, todo se sacude y no es, exactamente, como lo habías planeado.

En la investigación sobre qué escribir y cómo hacerlo se va la vida, de quien tiene ganas de rifarla en el lenguaje ¿Y dónde más se puede apostar ahora? El trabajo ya no es contacto material, humano, sangre, semen y lágrimas. Todas las cosas de los cuerpos son peligrosas. Inventos del Satanás de los contagios posibles. El cuerpo reducido a partículas que se le escapan y son veneno mortal. Pero también está el otro tóxico, el que solo te sirve para dormir un rato, que no es lo mismo. Entonces las benditas instituciones, los Aparatos Ideológicos de Estado devorando las almas, mientras Althusser acogota a su mujer en la cama de un departamento en París ¿Qué era París? Una ciudad de pobres Galos que apenas si podían hablar, pero que mejor sabían pelear. Y no había monumentos horribles, de hierro y de cemento, donde las hojas interminables de la burocracia se reconvierten en activos invisibles, que vuelan como livianos aviones low cost, sobre tinglados donde ya no se escribe nada, porque los edificios solo sirven para el turismo. El palacio de gobierno es como Hollywood, y quienes lo ocupan son actores mediocres, sirven para las fotos, inactivos recuerdos de un pasado que…bien visto, nunca fue mejor. Porque, seamos sinceros, ¿cuándo imaginamos un futuro mejor? Nunca nos dejaron los perros de caza, hociqueadores de los sueños ajenos, rastreadores implacables, siempre atentos ante el más mínimo intento de futuro posible y humano. Hermano. Hermana. Hermane. A lo mejor los Jesuitas algún día desaparecen del lenguaje. Hagan el favor y dejen de hablar de las clases sociales y de los medios de (in)comunicación. Estoy harto de descubrir los mismos secretos todos los días, cada vez más condensados en memes, para compartir en las redes sociales, para que la referencia quede cada vez más disuelta. Extraño el insulto completo y a calzón quitado. Decime que me vaya a la mismísima y real mierda del gato, por favor. Decime que Donald Trump es una bosta de ser humano y que John Lennon está vivo, en la Patagonia. Y que un nazi no causa gracia, que es una persona horrible. Dejá de reírte pensando que la comedia es tragedia más tiempo, porque la tragedia es siempre tragedia para los que la sufrieron. Y sí, a lo mejor esto es un sueño, y mirás por la ventana y hay un sol de otoño que dan ganas de salir a enamorarse, como ayer…Pero es otro universo, ya no existen esas cosas, no se estilan. Hay que andar con permiso para respirar al aire libre. Hay que andar con miedo para no cruzarse. No se puede mirar al horizonte porque ya no se deja ver. Da igual, para vos, que llueva, esté nublado o el sol raje la tierra. La Tierra ya se rajó hace rato, se mojó y se llenó de barro y nadie hace equilibrio, todos terminamos hundidos…Y es una mañana de abril, dios santo, para que no tengamos nunca más soledad, y eso era en otro tiempo, cuando era posible cruzarte con mi sonrisa. Pero no me jodas más, hoy me cansé, no tengo nada bueno para soñar, se me agotaron los argumentos. Los datos duros dan vuelta en la calesita de los portales, que giran y giran con sortijas con 5G, que vaya a saber qué epidemia pueden estar germinando. Las grandes gestas son por delivery, gente consumiendo licuadoras digitales conectadas a la red, gente viajando en súper moto – súper bici sin amparo en el corazón. Ninguno. Ninguna. Ningune…¿Y qué serie me recomendás? Dale, decime, así yo la puedo compartir para recomendársela a mi amigo coreano ¿Alguien escribirá esas cosas? Para mí que las hacen como tostadas, unas rodajas de pan puestas al fuego de la hornalla y ya, para qué más. ¿Cuántas veces la misma historia? ¿Para qué? Dale, compartime cuál es tu secreto para decir que el futuro es una muy mediocre película clase B, con fantasmas y extraterrestres mal diseñados, a los que se les ve todo el tiempo el titiritero por atrás. Con bandas de sonido que apestan a loopera, consolas, instrumentos virtuales que se basan en la repetición de dos o tres sonidos. Y qué copado que es el vivo de Instagram, de Youtube o de cualquier otra de esas plataformas, que son empresas que mejoraron su capacidad de hacer guita. Total, quién carajos se concentra dos segundos, hoy día. Con una pista de dos minutos sobra, porque después te vas a otra y así…loop…Lo que importa es la cantidad, sumar cosas, consumir cosas, consumar cosas, quemar deseos en la hoguera de los sentimientos líquidos, livianos. Pero morir, morir, es siempre igual. Y ahí es donde seguimos teniendo un límite, por eso mejor guardarse en un ataúd de cristal reforzado. Porque más adelante tenemos que seguir armando listas, comprando listas, listando listas…Hasta es mejor coger a la distancia, porque así no nos hacemos más mierda. Eso está bien, alguna cosa positiva tenemos que sacar, siempre. Porque la vida es como un negociado constante, como invertir en la bolsa. Como comprar Bitcoins, Vietcongs. Lingotes de oro virtual…¿Y cómo hace la gente para seguir cagándose de hambre? Seguro hay una app para comer cuando no te queda nada en la heladera, y otra app para morir dignamente, sin despertar al vecino. Vecina. Vecine ¿Por qué no me tiré de la ventana, cuando tuve la oportunidad? No hace falta, alguien lo hará por vos, por mí y por todos. Este ritual requiere de algún sacrificio de vez en cuando, en nombre de la libertad individual, en nombre de la economía egoísta. No te atrevas a interceder, esto es selección natural, asistida artificialmente. Pero todo es parte de la naturaleza, ¿no? Yo, vos, ella, él, todos. Todas. Todes. Dios y sus sirvientes, parte de la naturaleza. El zinc, el cobre, el hierro, el estaño, el petróleo, la electricidad, las G, los yogures diet, Spotify, la N roja, Fakebook, Youhoo, Mac Disney, el conurbano, Palermo choto, barrio Rivadavia mdp, el monumento a San Martín, el ex Canal 8, la Coca chorra, la verdad láctea y sus derivados transgénicos, las hectáreas infértiles, los pingüinos empetrolados, Michael Jordan, el FMI, FM Hit, Bolsonaro, Ángeles y demonios, los concejos de Manes, los concejos de Carlitos Balá, los concejos de Mirtha Legrand, el cine all inclusive de Campanella, todes les Fernández de la guía telefónica, TNC5NCNNTVROMSFIFAFAONUSARSATCCCTACGTNTKMITIFECOVID19-84, etc…

¿Continuarás soñando, ahora que sabés que las cosas se mueren, pero sigue naciendo lo viejo?

******PD: Una esperanza, como siempre, compartida. En esta música abril siempre es y será bello:

********Humildemente, Juan Sacardanelli, continuando y compartiendo sueños por acá: juanmanuelpenino@yahoo.com.ar***********No sé usar Mercado Pago, no tengo tarjeta, no tengo plata, no sé qué podemos hacer, pero si querés te espero*************************************************

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *