Festival día 2666: detective salvaje, la huella de Juana Bignozzi

La joven poeta Mercedes Halfon está fumándose un cigarro, en la puerta de un edificio porteño, esperando a que alguien le abra la puerta. Tiene que subir al departamento de Juana Bignozzi. Después de acompañarla con su amistad durante los últimos años de vida, la joven poeta debe comenzar una difícil tarea: salir tras los rastros de la gran poeta argentina. Nada menos que transformarse en una detective salvaje, recorrer los espacios, los objetos, las huellas que le legó la poeta mayor. Pero, al igual que en el caso de Cesárea Tinajero en la novela de Bolaño, todo parece ser una gran trampa. Les poetas son como peces escurridizos, no se dejan asir tan fácilmente. Mejor, no quieren ser atrapados nunca, ni que les pasen cerca. Si pasara eso, bueno, sería el fin de la historia. Nadie quiere llegar a esa orilla, ni siquiera las detectives, el grupo de cineastas que forma Mercedes, que la van a ayudar a reconstruir esa figura enigmática y súper potente que es la de Juana. En esta búsqueda documental, que por momentos se transforma en documental del documental, aparecerán lecturas, poetas, archivos, fotos, fragmentos de notas, trozos de poemas, discos, elefantes – al parecer, Juana era fanática de esos trompudos mamíferos – y la sensación de que es imposible filmar un poema. Se prueba de todas formas, con lecturas, imágenes congeladas, impresiones enfocadas con la cámara, incluso imágenes del pasado que reviven a la poeta leyendo su propia obra, pero la sensación es de que no llegamos nunca a solucionar el caso. Como les detectives, siempre acudimos unos segundos más tarde a la escena del crimen. Y eso parece reflejar todo el equipo de las jóvenes poetas, que acompaña a Mercedes Halfon. Y es lo genial de la película, porque más allá de la búsqueda de reconstruir la imagen de Bignozzi, está lo que deja el camino, lo que sugiere su poesía, lo que comparten quienes la conocieron. Esas dudas inmortales que persiguen a les poetas ¿Para qué sirve la poesía? ¿Qué es un poeta? ¿Quién fue Juana Bignozzi? La literatura, el cine, las artes en general nos acercan hacia alguna orilla, que nuca es la verdad. Porque tal cosa, a lo mejor, no existe. Pero qué copado es hacerse las preguntas, ponerse el traje de detective y buscar rastros y señales en los versos, y llegar a la conclusión de que nunca, nunca – afortunadamente – terminaremos por develar el misterio.

 

CHAU

Había un mundo infalible para escribir poemas intensos

los mitos más cursis eran palabra santa

las despedidas en los puertos, los parques bajo la lluvia

el lento manoseo entre infidentes

la falacia de la noche

la magia de hablar en bares casi desiertos

rodeados de sillas apiladas sobre las mesas

niños que nunca aprendieron las respuestas

muchachas crepusculares

que repartían flores de piedra entre borrachos de prestigio

y nunca pensaban en el principio

les bastaban los finales como éste

 

(de “Regreso a la patria” 1989, Juana Bignozzi)

 

 

***Chance para verla por última vez: Sábado 16/11/19 a las 13hs. en el Cine del Paseo 2

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *