…SINO EL PASO AL NACIMIENTO DE UN NUEVO DESTINO.
¿QUÉ SOMOS?
Somos una intensión evolutiva ascendente y trascendente que tomando forma física viaja a horcajadas de la vida, cambiando adaptativamente su cuerpo por la variedad de mundos por los que va pasando.

LA MUERTE NO ES EL FINAL DE NADA, NO EXISTE COMO TAL.
Nadie muere nunca, todo lo contrario se va trasformando constantemente, la vida no se detiene ni un segundo, en nuestras existencia es visible claramente, como se pasa de bebe a niño, para luego pasar a ser adolescente y este en joven. Y así siguiendo sin que nadie muera, se va trasformando hasta llegar a un momento final en este tramo del proceso general de nuestra vida, para pegar un salto a un nuevo destino de mayor complejidad que el anterior. Así vamos siempre  de lo mas simple a lo mas complejo esa es la característica constante del «plan».

¿DE DÓNDE VENIMOS?
Esta intensión (que al comienzo nombramos) no se detiene desde el origen mas inmediato que tenemos, que es el núcleo del sol, desde allí nace como energía (después de trasformar los gases y polvo de estrellas que aun perduran en su núcleo y lo seguirán haciendo por cinco mil millones de años mas). Esta energía vital y creadora de toda la vida en la tierra, tarda un millón de años en recorrer el sol, llegando a la superficie del mismo con millones de grados de calor, para tardar solo 8 minutos hasta la tierra, siguiendo con trasformaciones constantes durante su viaje donde va cambiando, se va enfriando (no para ni un segundo siempre en movimiento hacia el próximo objetivo, en el cual tampoco parara) perdiendo temperatura, hasta acariciar nuestra piel con ese suave y tibio rayito que conocemos. De allí venimos, de aquel centro luminoso.

Los soles esta repartidos por todo el Universo, todo ubicado estratégicamente para generar vida ahí donde llegue el rayo de la energía vital creadora y donde se den las condiciones para que prenda (se embarace) la vida.
Hay millones de soles esparcidos por cada una de los miles de millones de Galaxias. Es racional, natural, posible pensar que no estamos solos en semejante inmensidad cósmica y con tantas posibilidades de repetir situaciones como las de nuestro sistema solar, es lógico pensar que estemos acompañados de miles de formas de vida. Primitivas, subdesarrolladas, desarrolladas y super desarrolladas, algo similar a lo que aun se ve en la tierra. Desde tribus en chozas perdidas en la selva a grandes urbes super desarrolladas.
Regresando a la tierra. El ser humano es muy reciente. Habrá que trabajar fuerte para dejar atras lo que aun nos invade de la Prehistoria con toda su turbulencia de violencia irracional característico de aquellas oscuras e ignorantes épocas de formación, de los defensivos, tanteados e inseguros primeros pasos. Ahora ya entrando en la Historia habrá que sacarse de encima la violencia. Superando a esta, con el ejercicio de poner en marcha colectivamente la herramienta principal con que se cuenta, LA INTENCIONALIDAD, entonces nos sobrara energía libre, y recién en ese paso, liberándonos de esa carga, de esa gran fuerza negativa que resulta la violencia, tendremos las condiciones para el gran salto de conciencia para entender y manejarnos en un mundo totalmente nuevo. 

¿A DÓNDE VAMOS?
Volviendo, DE DONDE VENIMOS? Se puede decir, nacemos en aquel núcleo solar y somos lanzados a un largo viaje cambiando sin parar un segundo hasta lo que se es hoy (un ser humano) y así seguiremos este viaje eterno de cambio en cambio, de trasformación en trasformación, nunca morimos por lo que se puede ver en la actualidad, con toda la investigación y información que se cuenta, siempre cambiando, de lo mas simple a lo mas complejo. Es mas, en este tramo del proceso donde se llega al ser humano se da la máxima complejidad que es la conciencia, es un salto fantástico dentro de todas las trasformaciones que se han venido dando, desde aquel primer momento del núcleo del sol porque es la primera ves que se da semejante hecho, semejante capacidad, la conciencia, y con ella se rompe toda la mecanicidad de los momentos anteriores.

Ahora por primera vez se da la posibilidad de auto observación, de reversibilidad, de transformación de la naturaleza al punto que hoy todo lo que nos rodea en una gran urbe es naturaleza modificada por nosotros e incluso nuestros propios cuerpos se van poblando de prótesis de todo tipo. Y esto se debe a la propiedad principal que identifica al ser humano que es su INTENCIONALIDAD, único atributo que nos deferencia definitivamente de todo el resto de seres vivientes. AQUÍ ENTRAMOS EN LA DIMENSIÓN DE LOS DIOSES. A imagen y semejanza como hemos escuchado.